Hacienda limita el pago de tasas en la ejecución hipotecaria

La Dirección General de Tributos acaba de pronunciarse ‐y lo hace a favor del contribuyente‐ sobre un caso de duda en materia del procedimiento de ejecución hipotecaria: la necesidad o no de pagar una segunda tasa en caso de que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 579 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), una vez instada una ejecución contra bienes hipotecados o pignorados en garantía de una deuda dineraria y realizada la subasta, el producto fuera insuficiente para cubrir el crédito y, en consecuencia, el ejecutante pidiera el despacho de la ejecución por la cantidad que falte.

En respuesta a una consulta con fecha de 23 de junio de 2014, la Dirección asegura que este asunto no está exento de complejidad, porque en esta continuación de la ejecución se puede llamar a otras personas (como fiadores o avalistas) y el mismo precepto habla de “despacho” –lo que, de acuerdo con el artículo 549 de la LEC requiere de nueva demanda‐ señalándose que “la ejecución proseguirá con arreglo a las normas ordinarias aplicables a toda ejecución”. Sin embargo, la consulta acaba fijando que no resulta razonable que esta segunda demanda, consecutiva de una primera en la que sí habrá abonado la tasa prevista ‐de conformidad con los artículos 2.a), 5.1.a) y 7 de la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses‐, haya de pagar una nueva tasa. Antes al contrario, se entiende que el proceso de ejecución es único y responde a una idea de unidad o globalidad. Consiguientemente, la continuación de la ejecución hipotecaria por el resto del crédito no cubierto no exigirá una segunda tasa.

Tags: