El Pais

Tecnología, índices y oligopolios crecientes

Durante este ciclo, la economía estadounidense, sus resultados empresariales y la Bolsa se han visto muy beneficiados por la contribución de las empresas tecnológicas y de la nueva economía. Buen ejemplo de ello, es la imparable trayectoria del índice S&P 500, dentro de un entorno de retornos bursátiles negativos para el resto de los principales mercados mundiales. La mayor ponderación del sector tecnológico en este índice (26%), frente a la de otros como el Eurostoxx (+9%), o el Ibex 35 (0,4%), explican una parte importante de las diferencias de comportamiento.

Seguir leyendo.

Daniel Zhang, el ejecutor en la sombra del milagro de Alibaba

Daniel Zhang es el consejero delegado de Alibaba, la mayor empresa de comercio electrónico de China. En un año se convertirá también en su presidente, cuando el carismático fundador del grupo, Jack Ma, se retire para dedicarse a la filantropía. El relevo supondrá el paso definitivo a la primera línea de la élite empresarial china de un hombre que ha huido del protagonismo, pero al que se considera imprescindible para explicar el éxito de la empresa, actualmente la sexta más grande del mundo por valor bursátil con una facturación de alrededor de 40.000 millones de dólares anuales.

Seguir leyendo.

El eterno retorno de la crisis argentina

Argentina es siempre Argentina a los ojos ajenos. Moderna, seductora y avanzada en los tiempos de bonanza; mentirosa, oscura, contradictoria y un mal ejemplo para el mundo cuando se hunde en el descrédito de una recesión económica. Hoy está en crisis, otra vez. Su futuro depende de un rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI), el segundo desde junio. ¿Qué ha pasado con Argentina? ¿Y con Mauricio Macri, aplaudido por el mundo hace menos de tres años? El capitán Mac Whirr, el personaje ideado por Joseph Conrad como protagonista de Tifón, el mejor relato de tormenta jamás escrito, se empecina en no ver el peligro que se avecina. “Un estorbo es un estorbo, y una nave a plena potencia debe hacerle frente”, dice el viejo marino a Jukes, su primer oficial, aterrado ante las evidencias del barómetro que se desploma y el oleaje alto que llega desde lejos en un mar sin viento, signos de la catástrofe que los espera. El capitán ordena que el vapor Nan Shan avance hacia la tormenta. Como Argentina. Hoy, la tormenta ha estallado y el Gobierno de Macri necesita un bote salvavidas. Ha decidido apostar por soluciones ortodoxas, mientras promete que el futuro será mejor que el presente.

Seguir leyendo.

La revolución subterránea de China traerá consigo el metro más largo del mundo

El sol veraniego achicharra Shanghái. Ni siquiera los deportivos que más rugen pueden competir con el sonido de las cigarras. Pero en los túneles que la capital económica de China horada a 20 metros bajo el suelo hace fresco e impera el silencio. Hasta que la gigantesca tuneladora que perfora la línea 14 del suburbano más extenso del mundo se pone en marcha. Avanza 9,6 metros al día, y cuando en 2020 acabe su trabajo habrá añadido 38,5 kilómetros a los 673 que actualmente tiene la tupida red que dibujan las 16 líneas del suburbano shanghainés.

Seguir leyendo.

Amazon, Microsoft, Google (y otras) se abren a la competencia

Uno para todos y todos para uno. Parece que la época del secretismo en las grandes compañías tecnológicas está dando paso, a la fuerza, a una era de colaboración. Al menos, de apertura a nivel de software. La visión de un mundo hiperconectado con la que sueña la industria no es posible sin la integración tecnológica: un requisito fundamental para el desarrollo en todo su potencial de las ciudades inteligentes, el hogar inteligente, la oficina inteligente, la conducción autónoma… y un largo etcétera. Eso es, al menos, lo que se desprende de IFA 2018, la gran feria europea de electrónica de consumo, en la que EL PAÍS RETINA ha estado presente.

Seguir leyendo.

Necesitamos un nuevo contrato social

Al menos cuatro grandes transformaciones desarrolladas en las últimas décadas han alterado profundamente el contrato social que rubricaron implícitamente las fuerzas de la izquierda (socialdemócratas) y de la derecha (democristianos) tras la II Guerra Mundial, que formalizó las reglas del juego para la convivencia pacífica durante más de medio siglo. Se trata de la revolución tecnológica, que ha hecho circular al mundo de lo analógico a lo digital; la revolución demográfica, que convirtió a Europa, cuna de ese contrato social, en un espacio compartido de gente envejecida después de haber sido un continente joven; la globalización, que ha llegado a ser el marco de referencia de nuestra época desplazando al Estado-nación; y la revolución conservadora, hegemónica desde la década de los años ochenta del siglo pasado y que ha predicado las virtudes del individualismo y de que cada palo aguante su vela, olvidando los principios mínimos de solidaridad social. El conjunto de estas revoluciones —la tecnológica, la demográfica, la globalizadora y la política— ha dado lugar a una especie de refundación de lo que el gran pensador vienés Karl Polanyi denominó a mitad de los años cuarenta “la gran transformación”.

Seguir leyendo.

Volver

Si pedir un rescate financiero es para la mayoría de los países un mal trago, para Argentina es un trauma. La historia de ese país está repleta de crisis recurrentes en las que siempre ha sido el Fondo Monetario Internacional (FMI) el que entraba en acción, aportando recursos financieros a cambio de medidas de ajuste que la mayoría de los argentinos no recuerdan de muy buen grado. Los efectos de la gestión de la crisis de 2001 siguen vivos entre buena parte de la población. Cuando se cumplen 60 años de la primera apelación al dinero de esa institución, el gobierno argentino vuelve a solicitar ayuda financiera, en esta ocasión una línea de crédito de 50.000 millones de dólares, cuya negociación se inició el pasado mayo. La razón última no es otra que la erosión de la confianza de argentinos y extranjeros en la capacidad de las autoridades para reducir sus desequilibrios y con ello garantizar la solvencia exterior.

Seguir leyendo.

Oculus: la realidad virtual entre escándalos

La esperada salida a bolsa de Xiaomi, el Apple wannabe chino, tuvo un invitado de excepción, Hugo Barra. El ejecutivo brasileño más querido en Silicon Valley llevó la bandera naranja de la marca china y la mascota del conejo con gorro filosoviet por el mundo. Pero hacía dos años que había dejado de trabajar con ellos. ¿Qué pintaba en una fecha tan señalada?

Seguir leyendo.

Trichet: “Estamos allanando el camino para la próxima crisis por la deuda”

Han pasado 10 años exactos, y empiezan a perfilarse consensos sobre qué ocurrió, por qué y quiénes fueron los culpables. La quiebra en Estados Unidos del banco Lehman Brothers, el 15 de septiembre de 2008, desencadenó una crisis primero financiera, después económica y finalmente política que cambió el mundo, y que aún no ha terminado. La incógnita ahora es dónde, por qué, y por culpa de quién ocurrirá el próximo estallido que puede sacudir el mundo. Y cuándo.

Seguir leyendo.

El dinero negro regresa a la vivienda protegida

En los portales inmobiliarios es fácil adivinar anuncios en los que se oferta vivienda protegida a un precio que, a simple vista, no cuadra. En uno de ellos se vende “vivienda protegida en el Ensanche de Vallecas, en Madrid. Tres habitaciones y 100 metros cuadrados. Exterior con ascensor, dos plazas de garaje y trastero”. Lo gestiona una inmobiliaria que enseguida advierte por teléfono de que el precio de venta es de 252.000 euros, pero el de escrituración es de 225.000 euros. Es el precio máximo que fija la Comunidad de Madrid. La agente especifica que “aquí [Ensanche de Vallecas] casi todo es vivienda protegida y los propietarios ponen un precio más alto del real”. En los foros vecinales de los nuevos barrios madrileños también dan cuenta del fraude. Alguien deja constancia por escrito de su indignación: “Estoy buscando piso en el barrio [Las Tablas] y es indignante cómo hay multitud de anuncios de particulares y agencias queriendo vender pisos de protección pidiendo un precio por el que están escriturados más dinero en B”.

Seguir leyendo.

La política agita las aguas del petróleo

En 2015, por primera vez en 26 años, Estados Unidos se convirtió en el primer productor de petróleo del mundo, una posición que no ha abandonado. El año pasado, el país norteamericano bombeó 14,5 millones de barriles al día, un 15% de lo que se extrajo en todo el planeta. Este auge está alimentado por la fracturación hidráulica de yacimientos de esquisto (fracking), un boom que, como señalan de Julius Bär, “ha transformado el mercado” y que, a principios de la década, hundió las cotizaciones de la materia prima de más de 100 a algo menos de 30 dólares el barril. Pero, desde hace un año, el precio del petróleo ha aumentado más de un 40%. Y aunque una economía global más acelerada ha tenido que ver, el principal factor que agita el mercado es el que lo ha movido en los últimos 50 años: la geopolítica.

Seguir leyendo.

Gran Recesión

Se cumplirán diez años de la quiebra de Lehman Brothers, pero la Gran Recesión comenzó a gestarse mucho antes. En 2001 la burbuja tecnológica explotó y provocó una grave crisis de deuda. Ante la imposibilidad para financiarse, varias empresas quebraron, y el caso más significativo fue Enron.

Seguir leyendo.

El secreto de las controvertidas campañas de Nike

Nike tiene una gran ventaja sobre cualquier otra compañía de consumo. Cuenta con un presupuesto ingente para promocionar sus productos, algo que le permite proyectar su imagen hasta el último rincón del planeta. Este poder le consiente asumir riesgos que no podrían permitirse otras corporaciones. Es lo que acaba de hacer con el último anuncio de Just do it, protagonizado por Colin Kaepernick, el exjugador de fútbol americano que lideró la protesta contra la brutalidad policial hincando la rodilla mientras sonaba el himno nacional en la previa de un partido.

Seguir leyendo.

Los demócratas son creíbles cuando hablan de sanidad

El Obamacare ha cumplido, y los republicanos han estado todo este tiempo equivocados. La semana pasada, Ted Cruz, senador republicano por Texas cuyo cargo se ve inesperadamente amenazado, advirtió de que Beto O’Rourke, su adversario demócrata, convertiría el estado en otra California, con “tofu, silicona y pelos teñidos”. ¿Realmente piensa Cruz que todas las rubias —y todos los hombres de mediana edad sin apenas canas— de Texas son naturales, y que nadie se ha hecho algún que otro retoque?

Seguir leyendo.

¿Quieres vender tu casa? Prepara estos documentos

Ante un mercado inmobiliario que, tras la crisis, ha recobrado dinamismo, muchas personas han decidido dar el paso y vender su propia casa: si el primer trimestre de este año fue el mejor desde 2007, con un aumento del número de compraventas de viviendas del 14,7% interanual, en los primeros seis meses de 2018 se alcanzaron las 262.231 operaciones, un 10,9% más que en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Seguir leyendo.

“Quiero llegar cuanto antes a los 1.000 locales en España”

Se siente un rey, y no tiene problemas en ponerse una de las coronas de un local de Burger King en la Barceloneta para demostrarlo. José Cil, un descendiente de cubanos nacido en 1969 en Miami (EE UU), preside la segunda mayor cadena de comida rápida en el mundo. Al llegar al establecimiento, Cil saluda a todos los empleados, se sienta en una de las mesas y él y su comitiva —le acompaña Gregorio Jiménez, presidente de Restaurant Brands Iberia y consejero delegado de Burger King Spain— ofrecen whoopers para todos, aunque sea todavía media mañana.

Seguir leyendo.

Ana Pastor: “Si ofreces lo mismo que Netflix, estás muerto”

La vida de Ana Pastor (Madrid, 1978) es una vida de periodismo, sobre todo en la televisión. Al menos, hasta el pasado mes de enero, cuando decidió montar su propia startup junto con su hermano Tomás Pastor, bautizada como Newtral. Cansada de rendir cuentas ante sus jefes y de las viejas normas de muchas redacciones, ha apostado por explorar otras formas de hacer periodismo. Las redes sociales se han convertido en el vehículo principal de información de este proyecto. Enamorada como dice estar de la tecnología, no es de extrañar que se haya volcado con lo que llama nuevos códigos. “Es donde quiero estar posicionada. Quiero estar en este nuevo mundo”, asegura.

Seguir leyendo.

Страницы